Para soñadores que no se avergüenzan en profundizar en su propio interior y dejan emerger sus sueños a través de las palabras. Para navegantes sin brújula que aún siguen guiándose por las estrellas porque prefieren la sorpresa del soñador que la certeza de lo calibrado. Para quienes van mas allá, y ven y escuchan y siguen sintiendo... Para ti que lo encontraste.

lunes, 11 de febrero de 2008

¿Y?

Hoy  quisiera eliminar el “hoy", pero es lo único que conozco.

Hoy hablando con el funcionario del Instituto de la juventud, que me ha descubierto sobre un papel manchado la paupérrima situación de la lozanía española, se le ha escapado un “y copulativo” - como suena- y me ha hecho gracia. Me ha advertido que, entre tanta “loza” y “cópulas” y saber de sinónimos enlatados en un Mayús + F7, aún hay gente que no necesita la barra de herramientas del Microsoft Word para incluir en su vocabulario esas maravillosas frases de clase de lengua española de COU. Y me ha remitido a esos tiempos en los que no preguntábamos a funcionarios por ayudas para jóvenes con contratos temporales y mal pagados, para quedarnos sin respuestas y sin lugar donde seguir preguntando.

Así que “hoy” – que quería eliminar- doy gracias a ese “y copulativoy ese funcionario que entre malas noticias y realidades repulsivas, me ha hecho recordar que fui adolescente engreída y maleducada, porque podía. Porque fui libre.

1 comentario:

Isabel Gil dijo...

ahhhh... nos hacemos mayores, y me pregunto cuáles serán nuestras disquisiciones dentro de diez años, cuando estemos a medias con esas hipotecas que aún, ni tan siquiera, podemos tener...